SOLIDARIDAD CON COLOMBIA: UNA OBLIGACIÓN ÉTICA

191489951_10222396464278352_4971300971187597059_n

Las necesidades de los pueblos son esenciales y deben satisfacerse

La Misión Internacional de Solidaridad y Observación de Derechos Humanos viaja a Colombia este martes 25 de mayo. Su recorrido iniciará en la ciudad de Bogotá y se extenderá por otras localidades hasta el 2 de junio.

Ante las reiteradas denuncias de violaciones a los Derechos Humanos que se adjudica a las fuerzas regulares del estado y a bandas paramilitares que actuarían conjuntamente –según se denuncia – frente al pacífico ejercicio del legítimo derecho a la protesta que intenta ejercer el pueblo colombiano a lo largo y ancho de su territorio desde el pasado 28 de abril, en el contexto del Paro Nacional que una plataforma de importantes organizaciones sociales ha decretado.

En respuesta a estas denuncias, a modo de acreditar, relevar y visibilizar la situación en el mismo territorio, es que un conjunto de organismos en Derechos Humanos como SERPAJ, APDH La Matanza, CORREPI Y XUMEC; una diversidad de organizaciones sociales y populares como el Frente Patria Grande, el Frente de Organizaciones en Lucha, el Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Evita, SOMOS Barrios de Pie, como también organizaciones gremiales y de la sociedad civil como ATE, CTA- Autónoma, la Asociación Americana de Juristas y personalidades como Juan Grabois, Leonardo Pérez Esquivel, Sergio Maldonado, Marianela Navarro, Alejandro Rusconi y Laura González Velazco, nos hemos constituido en Misión Solidaria, entendiendo que es imperioso contribuir al cumplimiento de reglamentos, leyes y tratados internacionales en materia de defensa de los Derechos Humanos.

Las necesidades de los pueblos son esenciales y deben satisfacerse, nunca desoírlas y mucho menos reprimirlas.

Nuestros objetivos como Misión serán:

*Relevar situaciones de violación a los DD.HH en el marco del Paro Nacional. El recorrido previsto, apunta a registrarlas en diversas ciudades y comunidades.

*Elaborar un informe minucioso que, de corresponder, tienda a visibilizarlas y denunciarlas a nivel nacional e internacionalmente tal como prevé el protocolo de Estambul suscripto por el propio estado colombiano.

*Contribuir a la articulación internacional en defensa de los DD.HH en toda la región.

Facebook– Tomado del muro de Pablo Pimentel.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp