Lo que no se dijo sobre las declaraciones de Soledad Acuña

5f8444e04a7b1_1004x565

por Manuel Dávila

Quien es quién

Estuve escuchando con atención lo dicho por Soledad Acuña (1). Quise enfocar mi análisis en lo que no es tan obvio, y no caer en la tentación de poner el grito en el cielo sobre su discurso manipulador, lo que dice, y enfocarme en lo que no dice, o sea en el subtexto.

Ante todo tiene una sólida formación a saber: es Licenciada en Ciencias Políticas egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA). También cuenta con una Maestría en Administración y Políticas Públicas en la Universidad de San Andrés.

Desde 1997 a la actualidad integra la Fundación Grupo Sophía, donde se desempeña como Directora del Área de Reforma del Estado y Gestión Pública. Allí realizó la coordinación de proyectos de investigación sobre administración pública nacional y los gobiernos locales, que fueron publicados por la fundación.

Tiene una amplia trayectoria en la función pública. Entre otras funciones fue asesora en la Secretaría para la Modernización de la Provincia de Buenos Aires (2002-2003), una tarea similar a la que, de 2001 a 2002 había llevado adelante en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), ambas, durante la gobernación de Felipe Solá. Toda un tema teniendo en cuenta que ya era miembro del grupo Sophía. Esto me sitúa frente a la pregunta de cuánta complicidad hay en la gestión de Solá, en su responsabilidad al tener como asesora en un puesto clave como es la modernización de la provincia, ya que más allá de las capacidades técnicas y profesionales de Acuña, su pertenencia a este grupo dejaba muy en claro su posición política. Y/o casualmente el Secretario para la Modernización del Estado en 2002 – 2003 fue Florencio Randazzo. ¿No sabían quién era Soledad Acuña, ni el Grupo Sophía que integraba desde 1997?. La responsabilidad que les cabe en la trayectoria de Acuña es ineludible.

Es muy interesante una visita a la web(2), donde se explicita los proyectos y análisis del grupo. Y puede verse que abarcan todos las áreas estratégicas, y desde el cual se proyecto María E. Vidal. Fue creado en 1994 por Rodriguez Larreta, tiene presencia real en 19 provincias, y está directamente conectado con el Grupo Evaluar, y vinculados estrechamente con la Fundación Pensar(3), ambos, grupos de think tank.

Hasta acá un ligero paseo de quienes son quienes, las responsabilidades y las complicidades de funcionarios que ocuparon y ocupan cargos de primera línea dentro de la política actual.

Voy a lo no dicho por Acuña.

Cuando habla de la politización e ideologización docente, está obviando una centralidad: la educación es en sí misma un hecho político, una construcción social por medio de la cual, un gobierno define el tipo de ciudadano que desea obtener. La educación, funciona así como una intermediación entre el poder y los habitantes, a partir de la ideología del estado, en la práctica, de la ideología del poder que no siempre está en manos del gobierno, con la complicidad o no del mismo.

La determinación de los parámetros generales y los contenidos en educación son ideológicas: un gobierno neoliberal los establecerá de acuerdo a sus principios teóricos al igual que cualquier gobierno del signo que fuere.

Es bien sabido que cuando en cualquier nivel educativo, muy escuchado sobre todo en boca de docentes, se dice que no se tiene una idea política, en realidad se está aceptando como propia la ideología del sistema imperante.

Cuando la ministra plantea que los padres denuncien, está diciendo mucho más que eso:

Está planteando como estrategia el control y la vigilancia de los docentes formadores, cuya táctica de aplicación, bien pudiese ser el estilo de algunos colegios chilenos con cámaras en las aulas, una versión moderna del panóptico.

Esto implica la distorsión en la narrativa de la ministra y de a quienes representa, con el discurso de la libertad, la democracia y la constitucionalidad(4).

Más allá de las agresiones y la subestimación a los docentes, hay algunas otras cuestiones interesantes de abordar.

Es muy clara la posición clasista de la ministra, lo que dice a las claras, que no existe una grieta, sino una cuestión de clases, donde al parecer, la clase dominante es la única en tener conciencia de ello.

Es importante resaltar el blanqueo público de su posición política, que es dado el cargo que ocupa, la externalización del pensamiento al que representa y del que es parte.

También me lleva a reflexionar que no es sólo el pensamiento neoliberal el que cuestiona la enseñanza de teorías de izquierda en el aula. Tengo sobrados ejemplos, de la oposición que inclusive llega al odio, de docentes y directivos afines al gobierno actual. Y si bien no blanquean ese discurso, en lo que respecta al tema político son coincidentes en ese punto, con las declaraciones de la ministra. En el caso del distrito de La Matanza, donde el gremio tiene una conducción multicolor, que ha ganado en dos elecciones legítimas y transparentes, formadas por varias agrupaciones, con preeminencia de izquierdas, es blanco no de críticas, que en todo caso serían constructivas como todo aporte de un pensamiento crítico, sino de un desprecio conectado al supuesto funcionalismo de la izquierda con la derecha, en contra de los intereses populares.

La ausencia de autocrítica al interior del partido gobernante, no reconoce su derrota en 2015 por sus propios errores y sobre todo por sus propios traidores. Lo cual es lamentable para un partido popular del cual no se puede negar su inserción e importancia histórica, en la historia popular argentina.

Como se expone fehacientemente en los datos al comienzo de esta nota, las complicidades y las funcionales, no son en el peor de los casos, una exclusividad de la izquierda.

1 https://www.pagina12.com.ar/306128-soledad-acuna-contra-los-docentes-estigmatizacion-y-persecución

2 https://www.cippec.org/bio/grupo-sophia/

3 http://fundacionpensar.org.ar/

4 Constitución Nacional Capítulo II La Formacion Docente

Articulo 71. — La formación docente tiene la finalidad de preparar profesionales capaces de enseñar, generar y transmitir los conocimientos y valores necesarios para la formación integral de las personas, el desarrollo nacional y la construcción de una sociedad más justa. Promoverá la construcción de una identidad docente basada en la autonomía profesional, el vínculo con la cultura y la sociedad contemporánea, el trabajo en equipo, el compromiso con la igualdad y la confianza en las posibilidades de aprendizaje de los/as alumnos/as.

a) Jerarquizar y revalorizar la formación docente, corno factor clave del mejoramiento de la calidad de la educación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp