INFORME URGENTE POR PALESTINA

26903812_172571923355544_3408265218527160882_n

Las falacias de los medios hegemónicos y el lobby sionista sobre la población.

Desde la CNN hasta los medios locales difunden falsedades intolerables sobre el conflicto entre Israel y Palestina a fin de mantener desinformada a la población en todo el mundo y poner sordina sobre el genocidio que de modo sistemático el Estado de Israel ejerce contra el pueblo palestino.

¿Se trata de un conflicto religioso “de larga data”?

El conflicto que ha disparado la escalada bélica de estos días es de carácter netamente político, no religioso. El detonante fue la represión por la policía israelí, de cientos de feligreses palestinos, que intentaban celebrar el Ramadán en la ciudad de Jerusalén, considerada como lugar sagrado por los musulmanes. Desde 2018, cuando una ley del Parlamento israelí, declaró a Israel como estado nacional del pueblo judío, convirtiendo a éste en un estado teocrático, de hecho, los árabes pasaron a ser ciudadanos de segunda clase. Al poco tiempo Israel dio un nuevo paso polémico y beligerante al trasladar su capital de Tel Aviv a Jerusalén, con lo cual la ciudad santa tradicionalmente compartida como lugar de peregrinación y culto de musulmanes, cristianos y judíos pasó a ser un territorio restringido a los últimos. En esa dirección, el entonces presidente de EE.UU. Donald Trump se apresuró a trasladar su embajada a Jerusalén a pesar de que la mayoría de los estados occidentales no lo secundaron.

¿Se puede hablar de una guerra entre Israel y Hamas?

“Terror en Medio Oriente” es una frecuente fórmula que los televidentes leen en los zócalos de los canales hegemónicos afines al lobby sionista. Y de ese terror se hace responsable a “la organización terrorista Hamas” que ha lanzado decenas de misiles de fabricación casera sobre Tel Aviv. Se desinforma así sobre el hecho de que Hamas no es una organización marginal sino el partido político palestino que gobierna la Franja de Gaza. La respuesta del gobierno de Israel es de cientos de misiles que ya han causado más de un centenar de muertos y casi mil heridos en la franja de Gaza. Ese ataque es seguido ahora de bombardeos incesantes de cientos de aviones y tanques, y del avance de fuerzas terrestres sobre territorio palestino. La asimetría entre las fuerzas militares israelíes y las milicias palestinas es tan grande que no es aceptable hablar de guerra ni de enfrentamiento bélico sino de una acción de exterminio sobre la población palestina.

Los medios hegemónicos presentan los hechos ocultando la situación de opresión que el pueblo de Palestina sufre cotidianamente en los territorios ocupados por el ejército israelí, con su confinamiento muro de por medio, (una estructura de hormigón de más de 10 metros de alto y 700 km de largo, que divide el territorio de Cisjordania bajo el pretexto de la seguridad, cuando en realidad se trata de quitar las  tierras fértiles cultivables y recursos de subsistencias, a las familias palestinas  separándoles y perjudicando aproximadamente a 500.000 personas repartidas en un poco más de 40 distritos)   asesinatos casi diarios de pobladores de todas las edades, detenciones de cientos de niños en cárceles de máxima seguridad, desalojo de familias palestinas por colonos judíos con apoyo de la fuerza armada etc.  (1)

Quien nos ilustra con perspicacia impecable sobre la terrible situación del pueblo de Palestina es  Noam Chomsky. “Y apenas si se tarda un día en Gaza en apreciar cómo debe de ser tratar de sobrevivir en la mayor prisión al aire libre del mundo, donde aproximadamente un millón y medio de personas hacinadas en una franja de trescientos kilómetros cuadrados viven sometidas a un terror aleatorio y a un castigo arbitrario que no tienen otro objetivo que el de humillarlas y degradarlas”. “Lo que se pretende con semejante crueldad es aplastar las esperanzas palestinas de un futuro digno y la anulación del abrumador apoyo internacional a un acuerdo diplomático que garantice el respeto de los derechos humanos básicos. Los dirigentes políticos israelíes han dado evidente fe de esa pretensión en estos últimos días al advertir de que «enloquecerán» si Naciones Unidas otorga el más mínimo reconocimiento a los derechos palestinos”. “Los gazatíes han sido objeto de un castigo particularmente cruel. Hace treinta años, en su libro de memorias The Third Way [La tercera vía], Raja Shehadeh, un abogado, describió la inútil tarea de intentar proteger los derechos humanos fundamentales dentro de un sistema legal diseñado para que dicho objetivo resulte imposible, y su experiencia personal como samid (un «inquebrantable») que vio cómo las brutales fuerzas de ocupación convertían su casa en una prisión sin que él pudiera hacer otra cosa más que «aguantar».

Como bien lo señala el analista internacional Pedro Brieger, toda ocupación genera resistencia. Lo que los medios hegemónicos y las usinas del imperialismo hacen es negar al pueblo palestino el derecho de resistir, incluso al precio de la vida y la libertad. (3)

 La aplastante superioridad de fuego no le alcanza al Estado genocida de Israel para enfrentar un enemigo formidable: la verdad. Se están esforzando desesperadamente por ocultar las matanzas que están consumando y por ello han destruido con misiles las Torres Al-Yalaa y Al Jawhara en Gaza, edificios que albergaban a más de 30 oficinas de la prensa local e internacional entre ellas las de Al Jaazera y Asociated Press con el claro objetivo de silenciar a los medios de prensa. Pero aún así los celulares transmiten en vivo y en directo las barbaridades de los militares israelíes contra una población mayoritariamente desarmada pero al mismo tiempo la dignidad de un pueblo que no está dispuesto a rendirse.

¿Podría Israel sin apoyo de EE.UU mantener su política expansionista en Medio Oriente?

Aunque la ONU mantiene su postura de que los asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados son ilegales y constituyen una violación flagrante del derecho internacional, según lo estipula la resolución 2334 del Consejo de Seguridad, el Estado de Israel hace oídos sordos y continúa pisoteando el derecho internacional. Y si puede hacerlo es porque cuenta con el apoyo incondicional de la mayor potencia política y militar del planeta: Estados Unidos. No olvidemos que en enero de este año, a poco de haber asumido la presidencia Joe Biden, Kamala Harris en su primer discurso como vicepresidenta ratificó el apoyo norteamericano a Israel. “Nuestra relación de defensa es crítica para ambas naciones, por lo que el apoyo y el compromiso de EE. UU. es proporcionar a Israel 38 mil millones de dólares en ayuda militar en la próxima década. Es por eso que apoyo la financiación para Israel, incluido el Arrow, David Sling y el Iron Dome, el sistema de misiles de defensa que salvan vidas y es por eso que estoy totalmente comprometida para mantener la ventaja militar cualitativa de Israel”

Los grandes medios hegemónicos de desinformación presentan como guerras lo que son genocidios, y como hechos casi fortuitos, fruto de la mala voluntad de grupos terroristas, los efectos y manifestaciones de procesos históricos y políticos complejos.

Qué podemos hacer nosotros

A los demócratas, a todas las personas honradas del mundo, que no podemos sino mirar con espanto e indignación lo que está pasando en Palestina, nos cabe el deber de reaccionar contra estos actos de barbarie. Lo primero es reunir información y difundirla, romper el cerco mediático que intenta tender el imperialismo, el sionismo y sus aliados locales. Desarrollar la más amplia solidaridad con el pueblo palestino. Como dijera Rodolfo Walsh: «Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copia a sus amigos; nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El Terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad».

  • La Franja de Gaza, cárcel a cielo abierto.https://youtu.be/655dNYfJx5I
  • Gaza, la mayor prisión al aire libre. Noam Chomsky https://www.elextremosur.com/nota/30639-la-mayor-prision-al-aire-libre/

(3)NUESTRAMÉRICA – Pedro Brieger analiza la situación en Palestina. https://youtu.be/L2jeipaauIw

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp