DENUNCIAN QUE EN UNA ESCUELA JURARON POR LA BANDERA MAPUCHE

unnamed

El deseo de confundir impulsa a comunicadores a falsear el conocimiento científico,

DENUNCIAN QUE EN UNA ESCUELA JURARON POR LA BANDERA MAPUCHE

Es de público conocimiento el supuesto escándalo que se ha presentado en medios de difusión ante la siguiente noticia: “Neuquén: denuncian que en una escuela juraron por la bandera mapuche. El concejal del PRO, Marcelo Bermúdez, mostró una foto de las banderas de Argentina y la mapuche entrelazadas y con la la frase ‘Sí, prometo’, sobre la que los alumnos habrían jurado lealtad.”[1]

¿Puede alguien pertenecer a dos pueblos distintos?, ¿por ejemplo, a la Argentina y al pueblo mapuche?

Obviamente, sí, y no hay ninguna incongruencia, más allá de las pujas electoralistas y el requerimiento de desinformar y confundir, a la vez. Expliquemos.

Un término tiene un signo y un significado. El signo refiere a la materialidad del mismo. Así, v.gr., si pronuncio “casa” se escuchará la voz aún en lugares que ignoran el castellano, y quienes lo desconocen, no conocerán su significado. Esto tiene que ver con la “materialidad” del signo. Otro caso concreto es el del término “vela”, ya que su materialidad es la misma  en variadas oportunidades, empero con diferentes significados: 1) un objeto que sirve para iluminar, 2) un objeto que sirve para mover una embarcación, 3) la acción de permanecer sin dormir a la noche. Es decir, aquí aparece el significado. Entonces, aunque pronunciemos lo mismo, es lo mismo en su materialidad, pero no en su significación.

Según la lógica clásica, podemos mencionar a términos unívocos y a términos equívocos. “Vocos” alude a llamar o dar un nombre. Unívoco quiere decir una misma materialidad y un solo significado en todos los casos, así valga el término “triángulo”, en cualquier lugar y tiempo, quien lo pronuncie, apelará a un solo significado (una figura geométrica que tiene tres ángulos). Equívoco quiere decir una misma materialidad y diferentes significados. Equívoco no tiene que ver con error, equívoco quiere decir significados equidistantes, diferentes.

Salvadas las distancias, algo similar ocurre con el término “pueblo”, no es un término unívoco sino equívoco. Y haremos dos acepciones, porque hay también otras: la de pueblo como sujeto de una cultura, la de pueblo como sujeto de un Estado Político. Entonces, alguien puede decir que pertenece al pueblo judío y a su vez al pueblo argentino, en un caso es un concepto antropológico (relativo a la cultura), en el otro caso es un concepto político (relativo a la constitución de un Estado)[2]. O sea, alguien puede pertenecer al pueblo mapuche y al pueblo argentino, a la vez.

El deseo de confundir impulsa a comunicadores a falsear aún al conocimiento científico, para quienes todo vale, y más que nada vale el deseo de hegemonía bajo el precio de la confusión por motivos espurios, degenerados.


[1] https://www.perfil.com/noticias/actualidad/neuquen-denuncian-escuela-juraron-por-bandera-mapuche.phtml  Del Diario Perfil, 26 octubre 2021.

[2] Valga aclarar que el término pueblo como cultura refiere también al antiquísimo “pueblo de Dios” del Antiguo Testamento, la Biblia, y pueblo como categoría política recién a partir de la creación de los Estados Nacionales, hacia fines del siglo XVIII de la era cristiana.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp