19 N- Día Internacional para la Prevención de la Violencia y el Maltrato contra niños, niñas y adolescentes

ABUSO

POR ANA CLARA ROJAS-

Actriz- activista. Feminista comunitaria. Abolicionista del sistema prostituyente. Colabora con Secretaría de Cultura de Suteba Matanza

“Cada sociedad tiene la violencia que tolera”.

“Cada sociedad tiene la violencia que tolera”.

Así dice Cristina Fallarás periodista y escritora nacida en Zaragoza, España, unos meses antes que yo en 1968.

Googleo  19 de noviembre y leo:

1° “Día internacional del Hombre”

2° “Día internacional del Retrete”

3° Día internacional para la prevención del ASI

Quedo azorada, ya que (aún sabiendo que  existía el mismo) no recordaba que coincidiera con el Día que movilizaba mi búsqueda. Todo un símbolo, sin duda, que en este orden don Google responda a mi búsqueda! ¡Deben ser los algoritmos -pienso- caprichosos ellos!.  Aunque raro, teniendo en cuenta que la búsqueda se inicia en una máquina que uso casi exclusivamente hace un tiempo, lo lógico por mi perfil de usuaria hubiera sido que aparezca el tema convocante en 1° lugar.

Me acomodo y comienzo a leer lo que aparece. Sigo preguntándome: ¿Por qué el Día Internacional del Hombre es más importante para don Google que el Día para la prevención y visibilización del ASI (abuso sexual en la infancia y la adolescencia)?

Los fundamentos para el profesor Tomás Oaster,  catedrático de Missouri quien en 1993 propone la conmemoración del DIH (Día internacional del Hombre) se basan en promover “la salud masculina”. A  la Sra. Directora del Programa Mujeres y Cultura de Paz de Unesco en 1999 Ingeborg Breines le pareció genial pues para ella “la fecha podría proporcionar equilibrio entre los géneros”. Me reservo comentarios al respecto.

Sin duda, estamos como estamos,  porque para la mayoría es más importante que exista un día que reivindique al varón que un día para visibilizar  y prevenir el ASI.  Y eso no va a cambiar hasta que se termine con la hipocresía y el silencio de propios y extraños, el silencio puertas adentro y el silencio puertas afuera.

Alguien dijo por ahí que “Lo que no se nombra no existe”. Hay que llamar a las cosas por su nombre y defender a las niñeces es urgente.

Es, lo sé, un tema de tratamiento tan incómodo como ineludible y para eso hay que desmitificar la creencia de que el agresor u ofensor sexual es un adicto o desquiciado (como aquella imagen del exhibicionista  abriendo su piloto, exponiendo sus partes a transeúntes desprevenidos).¡No es así! Todo lo contrario. El agresor está en la casa. El agresor es familiar directo del niñx.  El agresor manipula, miente, amenaza y silencia a la víctima.

Una estadística de la PFA (Policía Federal Argentina) demuestra que el 75% de los agresores son  profesionales sin causa penal.

En América Latina  6 millones de niñxs son objeto de algún tipo de agresión severa, la sexual incluida, mientras que 80 mil mueren por la violencia al interior de la famila (Unicef). Por otro lado el 89% de  los ataques es  perpetrado por varones heterosexuales entre 18 y 40 años. Se estima que uno de cada diez niñxs en el mundo ha sufrido algún tipo de abuso, donde uno de cada cuatro son niñas. Y donde uno de cada siete son niños. De todas las víctimas, sólo un 10 por ciento es capaz de verbalizar lo que les ha sucedido, por lo cual cargan con ese “secreto” o “estigma” que incluyen la culpa que los propios agresores se encargan de generar en las niñeces.

Según Irene V. Intebi, (Abuso sexual infantil: En las mejores familias. 2001): El abuso sexual en la infancia es un balazo en el cerebro. No exagera. Las consecuencias psicofísicas  en las niñeces vulneradas así lo demuestran.

El Estado debe proteger a las niñeces mediante sus organismos oficiales.  Impedir que  jueces corruptos y cómplices de los abusadores re vinculen forzosamente a lxs niñxs abusados con sus padres.¡ Sí, con los mismos que abusaron  de ellos para que sigan haciéndolo! Arguyendo el infame Falso SAP (síndrome de alienación parental), invento de un pedófilo confeso, Richard Gardner, refutado por todas las asociaciones de  psicólogos del mundo.

Los chicos no mienten

Lxs niñxs no pueden inventar determinadas cosas específicas y puntuales que son comprobables por el método científico de la cámara Gesell. Se ha determinado por la experiencia de esta herramienta que sólo un 3%  de lxs niñxs entrevistadxs en ella mintieron o fueron manipulados para hacerlo.

Los chicos no mienten, los pedófilos sí

El Estado tiene herramientas. Debe usarlas.  Una de ellas, sin duda es la ESI (ley de Educación Sexual Integral sancionada el 4 de octubre de 2006). Mediante sus ejes temáticos permitiría si se aplicara como corresponde desde la sala de 3,  que las niñeces tengan herramientas cognitivas  que impidan la manipulación de estos seres despreciables y les permitan pedir ayuda ante el primer ataque.

Un caso emblemático es el   de la actriz Thelma Fardin , quien en 2018 denunció al actor Juan Darthés. Al día siguiente la línea habilitada para denuncias de ASI, 0800-222- 1717 pasó de 16 llamados diarios a 214. Y los días posteriores promediaron los 55 diarios. Lo cual confirma que poder poner en palabras el tema para visibilizarlo es el primer paso de un proceso de reparación. El impacto mediático permitió que muchxs sintieran que no estaban solxs con su dolor. Muchas de las personas violentadas sexualmente padecen lo que se conoce como “amnesia disociativa”, lo cual les permite seguir viviendo a pesar del sufrimiento hasta que por algún motivo se dispara el recuerdo y reaparece la crisis.

En 2000, la Fundación de la Cumbre Mundial de la mujer FCMM) propone el 19 de noviembre como el Día Internacional para la Prevención del Abuso sexual de niñxs y adolescentes poniendo el acento en la necesidad de que se respeten efectivamente los artículos 19 y 34 de la Convención Internacional de los Derechos del Niñx.

La hipocresía, como decía al comienzo y la doble moral se ha entronizado en esta civilización patriarcal, que nos presentan como única forma de vinculación posible. Mercantilizando la vida y los cuerpos. Despreciando lo más valioso y dejando en total indefensión a miles de seres que, como diría Casilda Rodrigañez Bustos, en plena “edad del deseo y la inocencia” ven vulnerados sus más elementales derechos.

Hay un ejemplo que hace unos días mencionábamos dolorosamente y producto de esa charla nace un poema de nuestro querido Dante Alfaro, el cual dice todo, por lo que no me voy a detener a explicar, solo compartirlo.

LA LINDA

A la provincia que parió a Castilla

al Cuchi,  a Jaime Dávalos

le pusieron “la linda” y es justicia.

Los turistas desde el teleférico

intentan  con su cámara

 capturar  su belleza, la música del viento

su  milagro de luz y de color

pa la posteridá

y en la majestuosidad de la catedral

el Ángelus estremece a los fieles

de devoción sin par

pero todos los días

los niños ricos “enfermos de tristeza”

salen de cacería

y a “la linda” desde los siete años

 la violan sin piedad.

Chineo llaman a ese deporte ruin

llaga del patriarcado

que degrada la humana dignidad

y  se abate sobre las niñas wichis

 como una pervivencia del pasado colonial.

Que no siga en silencio esta injusticia

que no siga enlodando la belleza

que no siga manchando la inocencia.

Perdoname poesía

si hoy no te traigo rosas sino espinas.

DANTE ALFARO

Para finalizar iba a contarles por qué es también el día del Retrete! Pero no. Prefiero usarlo como símbolo para graficar que por ahí habría q tirar a todos los agresores sexuales, sus cómplices, silenciadores seriales, hipócritas y manipuladores de nuestras niñeces.

El ASI existe. Podés hacerte el distraído o la distraída y hacer de cuenta que no lo ves, pero enterate que eso te hace cómplice. Los abusadores están entre nosotros, están muy bien camuflados disfrazados de buenas personas, amables vecinos o parientes amorosos, pueden andar de traje y corbata, o en overol, pueden enseñar en una escuela pública, pueden estar leyendo este texto … pero acordate …el silencio es COMPLICIDAD.

Ana Clara Rojas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp